Hoy vengo a contarte cómo cuidarse el pelo después del verano, ya que después de todo el sol, mar, piscina, y medio ambiente sientes tu cabello más seco y dañado y quieres recuperar tu cabello. 

Las temperaturas empiezan a refrescar, las vacaciones han terminado y los niños en breve vuelven al colé!  Y dirás “Aleluia, bendito colé” ajajaja

Has cogido un tonito de piel perfecto, pero sin embargo, tú pelo es de todo lo que más se ha debilitado y dañado.

Y es que, por más que nos guste el verano, el exceso de sol, climas húmedos, piscina, sudor, mar, productos de peinar, y incluso el propio aire, al cabo de 3 meses el cabello se revela, y entonces ves su actual estado.

Además acabando el Verano, toca el Otoño, y con este la temida caída capilar…

Pero no te preocupes, te traigo unos sencillos consejos y te aseguro que si los sigues, en un mes notarás tu cabello más sano y cuidado.

Pero primero te voy a explicar de modo resumido cómo se compone la estructura de tu cabello

 

Estructura del pelo

 

El cabello está formado por dos partes: el tallo y la raíz, para este artículo te voy a contar cómo se estructura el tallo.

El Tallo es el cabello que está fuera de la piel. Está biológicamente muerto, sin embargo, conecta con la raíz, que, sí está viva, y por ende, según tu salud y estado se ve más, o menos, sano.

Se divide en 3 capas y está formado por células queratinizadas y desvitalizadas.

 

Estructura del Cabello

https://www.facebook.com/eyvgrupoestudio/photos/a.1812715438741968/1825607854119393/?type=1&theater

Cutícula:

La Cutícula es la capa más externa y transparente, pues carece de color, y su objetivo es regular la hidratación y proteger el pelo de las agresiones externas.

Está formada por células muertas que van queratinizando y adhiriendo, una sobre otra, formando escamas.

Es la capa que expresa el aspecto del pelo, pero también, es la más expuesta a las agresiones externas, como la luz solar, el agua de las piscinas, los químicos, el cepillado, etc. que causan daños a la cutícula, por lo que es importante cuidarla adecuadamente para tener un cabello saludable.

Una cutícula sana tiene una textura suave y sedosa. Además, refleja mejor la luz por lo que tiene mayor brillo.

Corteza:

Es la mayor capa del cabello y es la responsable de la resistencia y elasticidad del pelo. Además, es la capa que proporciona el color a tu pelo, ya que contiene melanina.

También es en esta capa que se altera, natural o químicamente, el color natural del cabello.

Médula:

La Médula es la capa más interna del cabello y está formada por células córneas, principalmente queratina. Es muy difícil encontrarla, y puede que algunos cabellos no la tengan.

 

Tipos de pelo

Según la morfología y orientación de la raíz, ésta determina cómo será nuestro cabello, existiendo así los cabellos lisos, ondulados y rizados.

Pero, además, también se puede clasificar el pelo en función del grado de emulsión de las glándulas sebáceas:

  • Un Cabello Seco es áspero, poroso y quebradizo, porque la emulsión epicutánea contiene poca grasa y poca agua.
  • El Cabello Normal es brillante y suave, porque la emulsión epicutánea está equilibrada.
  • Ya el Cabello Graso es brillante, pegajoso y aplastado (sin volumen), porque la emulsión epicutánea contiene mucha grasa.

 

Composición del cabello

 

El cabello está compuesto por varios tipos de proteínas, entre las que destaca la queratina, que supone casi el 90% del peso total.

La queratina del pelo se mantiene fuertemente unida por tres enlaces químicos entre sus moléculas, que determinan las propiedades del cabello.

Puentes de disulfuro

Los puentes de disulfuro se rompen con calor. Al aplicar calor podemos deformar o romper los enlaces de disulfuro de nuestro pelo. Por eso las planchas y los rizadores cambian la forma del pelo, y con el tiempo acaban dañando la cutícula.

Puentes de Hidrógeno y Puentes Salinos

Los puentes de hidrógeno y los puentes salinos se rompen al contacto con el agua, de manera temporal. Por eso peinamos mejor nuestro pelo cuando está húmedo.

 

Crecimiento del pelo

El pelo no crece de manera indefinida, sino que tiene su ciclo piloso, crece y muere.

Genéticamente el cabello está preparado para realizar 25 ciclos pilosos a lo largo de su vida. Y es cuando agotamos todos estos ciclos que empezamos a quedarnos calvos.

Pero lo gracioso y simultáneamente increíble es que cada folículo tiene su propio ciclo, con sus fases, y cada uno es independiente de los demás.

 

Color del pelo

El color depende de la cantidad de melanina que hay en la corteza, y varía según la cantidad de los 2 tipos de melanina que tenemos. Pero además hay otros factores que pueden variar su color.

Qué determina el color y qué factores pueden afectar a su color natural:

  • La herencia genética.
  • Hormonas estimulantes de melanocitos.
  • La radiación solar: la luz ultravioleta produce una aclaración del color del cabello, mientras que la piel se oscurece.
  • La edad: con el paso del tiempo los melanocitos pierden su actividad y el cabello comienza a volverse blanco.
  • Otros factores: trastornos emocionales, ciertos medicamentos, etc. pueden influir en la actividad de los melanocitos.

 

¿Qué tanto causa el daño del cabello en Verano?

 

Cuidarse el Pelo en Verano

Cuidarse el pelo entraña un poco el aprender a conocer nuestro propio cabello y cómo se comporta según, no sólo las agresiones externas y el tiempo, sino también según qué tratamientos le haces, y qué tipo de vida llevas.

Cuando teñimos químicamente nuestro pelo, los químicos abren la cutícula para así llegar a la corteza y depositar y/o aclarar nuestro tono.

Una vez hecho esto, si bien se utiliza ingredientes que cierren la cutícula de nuevo, parte de la cutícula se daña, creando así la porosidad. 

Entonces, parte de la Corteza queda expuesta a la radiación solar, donde la luz ultravioleta sigue aclarando tu tono, y por ende, dañando más tu cabello.

Si sabes tu tono natural de cabello, por lo general verlo más claro significa un cabello más débil.

Pasar mucho tiempo con el cabello en el mar o piscina también lo daña, ya que como comenté más arriba, al mojarlo, se rompen los puentes salinos y de hidrógeno, y además está en contacto con un pH que debilita el cabello, y otras sustancias que lo resecan.

Como dice el dicho: ‘Tanto va el cántaro a la fuente, que un día se rompe’, pues tal cual pasa a nuestro cabello en Verano.

Al final es un cúmulo de sucedidos.

 

¿Cómo cuidarse el pelo previniendo?

Cómo prevención, te diría lo siguiente:

  1. No teñir químicamente el cabello. Existen alternativas naturales como la Henna, si quieres cubrir canas, o darle unos reflejos monísimos sin alterar tu color natural.
  2. No usar plancha ni secador en verano.
  3. Evitar tener el cabello a remojo mucho tiempo seguido en el mar y piscina, y enjuágalo una vez salgas.
  4. Evitar pasar muchas horas seguidas al sol, pero principalmente las más críticas, está claro.
  5. Utilizar una buena Mascarilla Capilar más frecuentemente, y tal vez por más tiempo, según se encuentre tu cabello. Así evitarás, o al menos minimizarás, la deshidratación de la cutícula debido a las altas temperaturas y humedad del verano.
  6. Utilizar un producto de acabado que proteja la cutícula, y la hidrate. De ésta forma soportará mejor el daño del sol. De preferencia que sea sin siliconas, pero si las contiene que sean de las volátiles y las veas más al final de la etiqueta.
  7. Utilizar un champú más suave, dado que en verano se lava más frecuentemente que el resto del año debido al sudor.
  8. Procurar evitar el estrés, llevando un estilo de vida saludable. Ya sabes, descansa un mínimo de 7-8h diarias, come sano, una alimentación rica en antioxidantes con frutas y verduras de temporada, y procura hacer ejercicio físico regularmente.

 

“Vale, eso está muy bien, pero el Verano ya ha pasado, y ya lo tengo dañado…”

Sé lo que sientes pues también he tenido una experiencia traumática en este sentido hace algunos años, pero todo pasa, y mejora. Te digo cómo.

 

Cómo cuidarse el pelo una vez dañado

Una vez dañado el cabello, lo único que se puede hacer es cuidarse el pelo mejorando su aspecto, aportando más suavidad y hidratación mientras crece. Cortar las puntas regularmente, y incentivar el crecimiento.

Cuando yo me quedé con el cabello dañado, mi decisión fue radical:

Dejé de teñirme químicamente, y me pasé a la Henna y otras plantas tinctorias y ayurvédicas. La Henna digamos que cubre el estado de tu cabello y lo protege ayudándote a verlo más sano y manejable, y protegiendo de los daños externos. Además aporta un brillo exquisito. Si te interesa un artículo contándote toodo sobre la Henna dímelo en comentarios y así lo haré.

Las planchas y secadores, se quedaron olvidadas en el cajón, principalmente las primeras, y aprendí a aceptar mi cabello y darle un look guay sin dañarlo para ello.

Lo corté cortito, lo más que pude sin que me viese mal por supuesto, fue cuando adopté el corte Bob, y después lo fui cortando regularmente.

Al utilizar Henna y polvos ayurvédicos, como el Bhringaraj y sus derivados  para fortalecer mi cabello y acelerar su crecimiento, los resultados fueron magníficos.

Cansada de probar múltiples mascarillas profesionales de peluquería, cuyo resultado era muy corto, y siliconado a tope, empecé a hacer miles de pruebas para una mascarilla capilar natural y reestructurante que por fin, sí me hidratase de verdad el cabello, y me lo dejase manejable y con más brillo.

Y así fue que nació la Mascarilla reestructurante Absoluta de Argán. Es fantástica y no he probado nada igual. Es la mejor de las mejores para cuidarse el pelo!

Mi pareja se tiñe ocasionalmente el cabello (cosa que le digo que evite hacerlo por supuesto), y el sol se lo aclara naturalmente, con lo cual lo tiene seco y dañado. Pues es su mayor aliada, nunca defrauda.

En invierno la uso ocasionalmente para una hidratación más profunda, pero en Verano y Otoño la uso regularmente y así mi cabello se mantiene suave y brillante.

 

Cómo Cuidarse el Pelo en Cada Lavado

Puede parecer una tontería, pero estos tips me han ayudado muchísimo a mantener el cabello más sano y menos encrespado.

  • Utilizar una toalla de microfibra para así enjuagar el exceso de agua sin estar torciendo el cabello, de ésta forma no sólo evitarás dañar más tu cabello, sino también a evitar el encrespamiento.
  • Al lavarlo, aplicar el champú siempre de arriba hacía abajo, según el tallo del cabello, y masajearlo con las puntas de los dedos, siempre en el mismo sentido, y no de forma circular.
  • Peinar con un cepillo de cerdas gruesas y preferentemente de madera, evitando el plástico puro (de paso evitas contaminar con más plástico el medio ambiente).
  • Utilizar un Serum Capilar como este que facilite el peinado y proteja la cutícula.
  • Si utilizas champú comercial, pasate a lo natural, puede que el cambio cueste al inicio, pero después tu pelo te lo agradecerá, bueno o pásate por la Tienda y echa un vistazo a todo!
  • Presta atención a tu pelo según tu alimentación, estado emocional, físico, cambios de productos capilares, medicación, etc. En definitiva aprende a conocer tu cabello.
  • Llevar una vida más tranquila y feliz!

 

¿Y tú? Ya has empezado a cuidar el pelo más a conciencia? ¿Tienes algún otro consejo que no lo he puesto aquí? Espero tu consejo en comentarios…

 

 

0